Lun. Nov 30th, 2020

LA CEREMONIA DE LOS DERVICHES

2 minutos de lectura
El gran filósofo Mevlana Celaleddin Rumi, conocido mundialmente con el sobrenombre de  " Mevlana ", que significa " Nuestro Maestro "y el nombre " Rumi " señala su tierra de orígen: Anatolia. Fue un importante sabio y es considerado uno de los grandes arquitectos del mundo espiritual. Ha sido admirado a lo largo de siglos en Anatolia. Este año se conmemorará en Konya/Turquía, el 736 aniversario de la reunión del sabio con el creador. El ritual Sema de los Mevlevi (seguidores de Mevlana) fue proclamado por UNESCO en 2005 como una de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.
El ritual Sema nace de la inspiración y meditación de Mevlana Celaleddin Rumi, que tras su inveterada práctica, entró a formar parte de la historia y tradición cultural de Turquía. Es un viaje espiritual de amor para encontrar la verdad divina, consta de siete partes siendo la última una oración recitada a las almas de todas las personas. 
El ritual de los derviches es un acto de amor y una dramatización de la fé que representa la unión entre el hombre y Dios.
Después de la meditación, los Derviches se levantan, se despojan de su capa negra mostrando una inmaculada túnica blanca, acto que simboliza el desprendimiento de todo lo relacionado con el mundo terrenal. 
Así caminan, deteniéndose ante el Maestro, besando su mano como reconocimiento para obtener su bendición y reverencia. Esta acción viene a simbolizar la reverencia mutua de un alma con otra.
 Los derviches comienzan a girar sobre si mismos con los brazos cruzados sobre el pecho y lentamente estiran los brazos: el derecho dirigido hacia el cielo para recibir el don de Dios y el izquierdo apuntando hacia el suelo para transmitirlo a la tierra. Una síntesis del hombre como transmisor de las bendiciones del cielo dadas a la tierra.
El ritual representa un viaje de ida y vuelta en el camino hacia la perfección espiritual. El ritual dirige al siervo a la sabiduria, al amor más elevado y al autocontrol aceptando que no existe nada más que la verdad divina.
Tal y como lo define el mismo Mevlana «El sema es el alimento de los amantes porque en este ritual hay una esperanza de encontrarse con el Creador».

Más historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te hayas perdido

3 minutos de lectura
1 minuto de lectura
2 minutos de lectura
4 minutos de lectura
Copyright © Una Mujer en Estambul All rights reserved. | Newsphere por AF themes.