Lun. Feb 17th, 2020

Un Paseo Por Estambul

3 minutos de lectura
Un paseo por Estambul

 

Nuestro paseo por Estambul empezara en el Hipódromo desde allí realizaremos un bello recorrido por su pasado que terminara en su presente.

Aquí en este mismo suelo podemos imaginar el esplendor vivido por los sultanes, un lugar donde en la antigüedad se realizaban las manifestaciones políticas y deportivas de la ciudad.

Según algunos cronistas tenia una capacidad para 30.000 espectadores aunque otros decían que podían entrar 60.000. En el aún podemos ver tres bellas columnas que orgullosas se alzan dando a conocer su histórico pasado: el Obelisco traído del Antiguo Egipto, la Columna Serpentina y la Columna de Canterina.

Istanbul panoramica

A la izquierda podemos observar una imagen que nos impresionara altiva y majestuosa se levanta Santa Sofía y si volvemos nuestra vista hacia la derecha observaremos el conjunto de cúpulas y semicúpulas de la Mezquita Azul.

Hoy en día el hipódromo nos da una sensación de paz y serenidad muy al contrario que en los tiempos de Constantino cuando el lugar vibraba con los gritos de la gente y el ruido de los carruajes que participaban en las duras carreras.

Si bajamos por la calle que hay al lado de Santa Sofia, justamente en la esquina nos encontraremos con una pequeña puerta que nos conducirá a Yerebatan Sarniçi una auténtica catedral subterránea que nos muestra la maravillosa trama de columnas que dan vida a las cisternas mandadas construir por Justiniano.

Siguiendo nuestro paseo por el barrio antiguo nos encontramos con un lugar lleno de historia, en el que las decisiones políticas y las intrigas vivieron su esplendor otomano.

El Palacio de Topkapi es sin ninguna duda el paradigma del lujo oriental donde cada una de sus estancias cuenta con una historia propia desde el Harén hasta las estancias del sultán.

Siguiendo nuestra ruta y si nos gusta la arqueología no podemos dejar de visitar el Museo Arqueológico de la ciudad en el podremos encontrar vestigios de un,  pasado conformado por griegos, romanos y bizantinos.

Desde la Plaza de Sultanahmet cogeremos la calle Divan Yolu, desde la cual tenemos dos opciones seguirla a pie hasta la Plaza Bayazit que nos llevara directamente hasta el Gran Bazar o coger el tranvía que nos llevara hasta el Puente de Eminônû donde hay los ferrys para realizar nuestro crucero por el Bósforo.

Bosforo

Si hemos escogido seguir hacia el Gran Bazar después de nuestras compras podemos seguir el bullicio de las calles hasta llegar a al Cuerno de Oro, allí podremos visitar la Mezquita Nueva y como no el mas famoso mercado de especias del mundo, el Bazar Egipcio.

Dejándonos llevar por el Bósforo llegaremos a Eminônû, donde podremos comprar un apetecible bocadillo de caballas recién pescadas, la gracia de estos peculiares bocadillos es que están preparados por los pescadores y los venden en la misma barca.

Allí mismo podremos comprar los billetes para realizar nuestro Crucero por el Bósforo.

Al volver de nuestro crucero nada mejor que pasear por el puente de Galata, la vista por la parte superior del puente es única y fascinante ya que Estambul se abre frente nosotros, debajo del puente encontramos una gran galería de restaurantes.

De allí nuestro destino es hacia la parte moderna de la ciudad eso si haciendo una parada en la Torre Galata la cual se eleva orgullosa frente al Cuerno de Oro y desde la parte superior podremos gozar de una vista única de la ciudad.

Desde este punto podemos coger el funicular que nos llevara hasta la calle Istiklal, siguiendo esta calle nos llevara a la Plaza Taksim el corazón de la ciudad moderna.

Desde allí podemos coger un autobús que nos conduzca hasta el Palacio de Dolmabahçe uno de los mas hermosos de Estambul, siguiendo la misma calle del palacio nos conducirá hacia el Palacio de Çiragan hoy en día convertido en un hotel de lujo aunque los jardines de palacio se pueden visitar.

Y mas adelante el barrio más pintoresco de Estambul: Ortakoy, donde el bullicio, de los bares y restaurantes convergen con las galerías de arte y las tiendas de artesanía y su coqueta mezquita.

Estambul es todo esto y mucho mas, palacios, mezquitas, sus bazares, su gastronomía. Visitar la ciudad y respirar su ambiente es enamorarse de ella, de sus rincones y de su gente.

Más historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te hayas perdido

Copyright © Una Mujer en Estambul All rights reserved. | Newsphere por AF themes.