Jue. Ago 18th, 2022

Turquía presenta el “Día Mundial del Bienestar”

4 minutos de lectura

Turquía presenta el “Día Mundial del Bienestar”, Hogar de antiguos centros de curación como Hierápolis y Pérgamo, Türkiye cuenta con una larga  historia en la cultura del bienestar y rejuvenecimiento que se remonta miles de años atrás.
Coincidiendo con el Día Mundial del Bienestar, impulsado por la pionera turca del bienestar Belgin
Aksoy, el país presenta múltiples opciones para disfrutar de sus recursos naturales en beneficio de
la salud de los visitantes.

Mientras el mundo se prepara para celebrar el “Día Mundial del Bienestar” el próximo 11 de junio, Turquía se erige como el destino perfecto para disfrutar de este tipo de tratamientos en sus  balnearios, sus fuentes termales,sus hamam turcos, en sus retiros de yoga o en la misma naturaleza.

Fuentes termales reconocidas en todo el mundo


Cada año, cientos de miles de visitantes de todo el mundo acuden a Turquía para disfrutar de sus  fuentes termales durante 300 días al año, situando estos recursos naturales a la cabeza de Europa  y en la séptima posición a nivel mundial.
La capital del turismo termal turco se encuentra en Afyonkarahisar, en la región del Egeo,  concretamente en Gazlıgöl, Heybeli, Ömer, Hüdai y Gecek. Las aguas termales de estos lugares  destacan por sus altos niveles de dióxido de carbono, bicarbonato de sodio, cloruro de sodio,  bromuro y flúor, que ayudan a curar enfermedades de la piel, del estómago, de los riñones y los intestinos.
Otro de los destinos distinguidos por su riqueza termal es la ciudad histórica de Bursa, ubicada  próxima a Estambul. Antigua capital del Imperio Otomano y Patrimonio de la Humanidad de la  UNESCO, en Bursa se encuentran Çelik Saray, Kükürtlü, Karamustafa, Kaynarca y Eski Kaplıca, cuyas  aguas alcanzan los 88 grados y poseen propiedades termominerales. Además de las fuentes  termales, en Bursa algunos hoteles balnearios de lujo y algunos hospitales también disponen de  estas aguas termales. Concretamente, las aguas de esta zona son ricas en magnesio y ayudan a curar  enfermedades reumáticas, neurálgicas, problemas de estrés, heridas deportivas, etc.
Situada cerca de Denizli, en el suroeste de Turquía, Pamukkale ofrece un extraordinario espectáculo de travertinos de calcita creados por las aguas minerales. Construida sobre la antigua ciudad balneario de Hierápolis y lugar de vacaciones desde hace más de 2.000 años, esta maravilla histórica y natural alberga tres regiones termales: Sarayköy, Gölemezli y Karahayıt, cuyas aguas son ricas en hierro y calcio.

Tratamientos de bienestar tradicionales y modernos en hamam y spas

 

Los hamam o baños turcos, con origen en la Antigua Roma, son una parte esencial de la cultura turca. Comenzaron como lugar de reunión social durante la época otomana y, hoy en día, su vapor  caliente se emplea para tratamientos de hidroterapia por su amplio rango de beneficios, como el alivio del estrés, la limpieza de la piel, la eliminación de toxinas, la mejora de la circulación sanguínea o la limpieza de las vías respiratorias.
Estas instalaciones se encuentran a lo largo de toda la geografía del país. Los más históricos se ubican en Estambul o Bursa, pero también hay otros más modernos que combinan los baños turcos con tratamientos de spa.
Los hoteles balneario son otra de las opciones que ofrece Turquía para el turismo wellness. Las  instalaciones de estos alojamientos en Estambul, Antalya, Bodrum o Izmir emplean métodos innovadores e integradores que ofrecen una amplia gama de tratamientos en medio de auténticos recursos naturales de Turquía, como los que se encuentran en la costa, que ofrecen tratamientos con agua de mar que ayudan a curar enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad y problemas de la piel. Masajes, plantas medicinales, aromaterapia, fitness, yoga, meditación,
complementos alimenticios, cuidado personal o control de peso, son otras alternativas que se ofertan en estos hoteles balneario.

Limpia tu cuerpo y tu alma en retiros tranquilos

Un paraíso natural de mares turquesa, playas vírgenes y vastos bosques, todo ello hace de Turquía el destino perfecto para realizar excursiones y practicar yoga. Hay amplitud de opciones en todo el país, desde retiros espirituales y de yoga, hasta granjas orgánicas y centros detox. Los complejos costeros de Bodrum, Fethiye y Antalya organizan retiros de yoga en valles de montaña y pueblos con encanto donde nutricionistas y expertos en este arte ayudan a limpiar tanto el cuerpo como el alma.
La región del Mar Negro es otra de las más destacadas para adentrarse en un retiro en la naturaleza. Las mesetas (yayla en turco) de este destino verde ofrecen muchos atractivos naturales, como cascadas o montañas, en las que se puede disfrutar de un espectacular baño en el bosque, descansar y recargar energías.

Turquía presenta el “Día Mundial del Bienestar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Una Mujer en Estambul All rights reserved. | Newsphere por AF themes.