Sáb. May 28th, 2022

Capadocia un destino para todas las estaciones del año

6 minutos de lectura

Capadocia un destino para todas las estaciones del año –    Con su extraordinaria topografía, su rica historia y su deliciosa gastronomía, Capadocia conquista a todo aquel que la visita. Con ciudades subterráneas talladas en la roca, encantadoras chimeneas de hadas e impresionantes vistas, esta región de Türkiye ofrece mágicos rutas en globo aerostático, paseos a caballo por paisajes rocosos, entrañables hoteles en cuevas y la degustación de vinos locales en alguno de sus pintorescos cafés.

Capadocia es una combinación inolvidable de maravillas naturales e históricas que ha cautivado a los viajeros durante siglos. La topografía de la región, creada por la erosión de la lava y las cenizas arrojadas por volcanes, ya inactivos, fascina a los visitantes con las inusuales estructuras cónicas llamadas «chimeneas de hadas» y las centenarias ciudades subterráneas excavadas en la roca. Capadocia se hizo famosa en la antigüedad por la cría de caballos, lo que le dio el nombre de “Tierra de Hermosos Caballos” durante cientos de años. Con estos atractivos y muchos más, Capadocia promete unas vacaciones memorables.

Durante el primer trimestre de este año 2022, esta región turca ha recibido un gran número de visitantes. Los museos y yacimientos arqueológicos fueron visitados por 305.275 personas en los tres primeros meses del año, lo que supone un aumento del 54% en comparación con el primer trimestre de 2021.

 

 

Contemplar Capadocia desde el cielo y alojarse en cuevas

La mejor manera de contemplar el mágico paisaje de Capadocia es a través de un paseo en globo aerostático por sus incomparables cielos. Los coloridos globos despegan sobre las cinco de la mañana, normalmente desde el pueblo de Göreme, y los visitantes pueden disfrutar de las amplias vistas del Valle de las Palomas, el Valle de Zemi, el Valle del Amor y el Valle de los Monjes de Pasabağ, junto con las famosas chimeneas de hadas y otras increíbles formaciones rocosas. Para aquellos que buscan una auténtica experiencia en la Capadocia, los hoteles cueva de la zona son el alojamiento perfecto. Las habitaciones talladas en la roca reúnen la historia y las comodidades modernas en una lujosa mezcla. Así, después de un día entero de turismo, la mejor manera de desconectar es relajarse en el salón de uno de estos hoteles con una copa de buen vino local.

De Göreme a Ürgüp a caballo

Como «Tierra de Hermosos Caballos», los visitantes no pueden irse sin dar un paseo sobre estos animales. Los ranchos de la zona ofrecen excursiones guiadas a caballo con ponis de paso seguro. Contemplar la puesta de sol sobre el Valle Rojo a lomos de un caballo es una experiencia inolvidable. Otra de las opciones que ofrece Capadocia es descubrir sus terrenos a pie. El Valle de Ihlara es un lugar perfecto para pasear o hacer senderismo y, además, en sus miradores ubicados junto al arroyo Melendiz los excursionistas pueden disfrutar de un té o un café. Los más aventureros también pueden realizar safaris en jeep y en quad o subir a un vehículo todoterreno para visitar algunas de las iglesias y valles de la zona.

 

Paradas culturales

Incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1985, el Museo al Aire Libre de Göreme es un complejo de iglesias talladas en la roca y pintadas al fresco que muestra las huellas de los primeros habitantes de la zona, como asirios, hititas, frigios, helenos, romanos, bizantinos, los primeros cristianos y el mundo islámico y es uno de los más importantes centros culturales de la región. Se cree que las iglesias de Kılıçlar, Karanlık y Tokalı del Museo al Aire Libre de Göreme fueron utilizadas como necrópolis por los habitantes de Avanos durante la época romana.

 

Capadocia alberga innumerables estructuras de suma importancia, especialmente del cristianismo primitivo, que resulta complicado enumerarlas en su totalidad. Algunas de las más visitadas son la formación de chimeneas de hadas de las Tres Bellezas, en Ürgüp, que también es uno de los lugares más fotografiados, la iglesia de los santos Constantino y Helena, del siglo XVIII, en Mustafapaşa, que se construyó durante el reinado del sultán Ahmet I o el castillo de Ortahisar, en el pueblo de Ortahisar, una llamativa ciudadela excavada en la roca.

Emocionantes ciudades subterráneas

Tierra de misterio, Capadocia ha estado habitada durante siglos, alguno de ellos bajo tierra, lo que ha posibilitado que hoy en día la región cuente con ciudades subterráneas de varios niveles, talladas enteramente en la roca y que datan de alrededor de los siglos VII y VIII antes de Cristo, según algunos estudios. Estas ciudades subterráneas, Kaymaklı, Derinkuyu, Özkonak, Mazi y Tatlarin, fueron creadas para proteger a la población de la zona de los invasores y permitían a sus habitantes continuar con su vida cotidiana a través de túneles tallados en la roca que conectan decenas de zonas de vivienda, culto y almacenamiento. Recorrer los caminos de estas singulares viviendas subterráneas es otra de las experiencias inolvidables que ofrece Capadocia.

 

Sabores fantásticos

Al igual que la gastronomía de las demás regiones de Turquía, la cocina de la Capadocia ha sido moldeada por el patrimonio cultural de la zona y la disponibilidad de sus productos frescos locales y de temporada. Los visitantes de Capadocia comienzan el día con un desayuno tradicional turco, que incluye quesos locales, huevos frescos, tomates, pepinos y pimientos verdes, además de aceitunas, mermeladas, miel, mantequilla, nata y delicias como las salchichas caseras, los pasteles y el delicioso plato de huevos, menemen, que se complementan con el fragante té turco. Todo esto acompañado de una bonita vista del paisaje de las chimeneas de hadas. Un comienzo perfecto para un día ajetreado de diversión y de visitas a lugares incomparables.

Otras delicias gastronómicas de Capadocia son los platos locales como el estofado con albaricoques y el arroz zerdeli (un plato de arroz con azafrán). Famosa por su alfarería, el testi kebab (carnes horneadas en jarras de cerámica) es algo que no se puede dejar de probar: las verduras y la carne se colocan en una olla de barro sellada con pan y se hornean en un tandoor (horno tradicional). Antes de servir el plato, se rompe el sello con una espectacular demostración.

El clima de Capadocia es ideal para el cultivo de la uva, por lo que la zona tiene una larga tradición vinícola. Los visitantes pueden degustar las cosechas locales elaboradas con las uvas cultivadas en el rico suelo de toba en alguna de sus bodegas.

Romance en el país de los cuentos de hadas

Con su paisaje de cuento de hadas, Capadocia es uno de los destinos de bodas y lunas de miel más conocido de Turquía. Las parejas y sus invitados eligen esta región por sus numerosos y magníficos hoteles boutique, la variedad gastronómica y, por supuesto, los fascinantes globos aerostáticos. Muchas parejas inmortalizan sus pedidas de mano y ceremonias de boda durante un paseo en estos globos o celebran sus aniversarios y lunas de miel mientras flotan en el cielo azul de Capadocia. Los hoteles boutique en cuevas, a menudo con terrazas con impresionantes vistas de la puesta de sol, son una de las opciones más demandadas para estas celebraciones. Además, muchos de estos hoteles cuentan en sus instalaciones con baños turcos o spa.

 

Más historias

8 minutos de lectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Una Mujer en Estambul All rights reserved. | Newsphere por AF themes.